top
logo


Inicio Noticias nacionales ¡Honor a los Inmortales del ajedrez!
¡Honor a los Inmortales del ajedrez! PDF Imprimir E-mail
Zoom Aumentar disminuir

 

¡Honor a Los Inmortales del ajedrez!

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y tabla

Eddy De Los Santos, recordando a los inmortales fallecidos tragicamente en el accidente aereo ocurrido el 15 de noviembre del 1992, hace 26 años.

 

El deporte dominicano ha sufrido dos grandes tragedias colectivas. La primera tuvo lugar el 11 de enero de 1948, donde en un accidente de avión en Río Verde, Yamasá, murió el equipo completo de béisbol de Santiago. La segunda sucedió el 15 de noviembre 1992, cuando la aeronave, cuyo destino final era Cuba, se precipitaba en la Loma Isabel de Torres, Puerto Plata, pereciendo 6 destacados ajedrecistas. Me referiré al caso del ajedrez, 26 años después.

Cuando me enteré, además del dolor por la pérdida de buenos amigos y personas de bien, quedé impactado, pues estaba previsto que José Manuel Domínguez y yo (en mi condición entonces de presidente de la Asociación de Ajedrez de Santiago) estuviéramos en ese aparato, lo que no ocurrió por casualidades del destino.

Esa misma noche empecé a escribir. Mis manos temblaban, no dominaba el lapicero, como si el minúsculo misil quisiera convertirse en una pieza más del tablero. Les presento lo que salió de mi alma. Lo titulé “El ajedrez llora su infortunio”.

“El ajedrez dominicano está de luto y hasta Cuba se viste de negro. Los peones lloran golpeando sus plebeyas figuras contra el verdoso tablero de un ajedrez espantado por su reciente apariencia tétrica, incendiara y pasmosa. Los caballos brincan como locos y se estrellan contra un muro de fuego cual suicidas desesperados por amores perdidos en la eternidad.

Los alfiles, con sus diagonales aturdidas, maldicen sin cesar a la montaña asesina y se lanzan al vacío dejado en las 64 casillas, para allí morir en profunda meditación, porque también decidieron matar la vida. Y la torre se olvidó de sus firmes columnas y ahora anhela desplomarse y perderse en el infinito. ¡Oh gambitos perfumados! La torre ya no quiere ser piedra, sino espuma celestial.

Y la reina, desde siempre hermosa, hoy padece radicales transformaciones estéticas que la obligan a refugiarse en cuevas tenebrosas para esconderse de quienes, durante siglos de colores, la han contemplado como el ser más sublime de la naturaleza.

La reina agoniza en su oscuridad y su pesar y su dolor se expanden con fuerza de huracán, prometiendo arruinar los pensamientos calculados de los amantes quijotescos del juego-ciencia. Y el rey, atrapado en un jaque mortal, no tiene escapatoria. Solo le queda rendirse con orgullo ante la cruda realidad del ave metálica que destruyó a sus súbditos humanos.

Luego de la catástrofe, Dios, junto a ángeles y arcángeles, podrá disfrutar en su noble morada de la compañía y del talento de los ajedrecistas que no lograron alcanzar la tierra de José Martí. Honor a Los Inmortales del ajedrez: Pachón, Manolo, Marcelino, Héctor, César y Adelquis (cubano)”.

 

bottom

FEDERACION DOMINICANA DE AJEDREZ .::. 2010

Potenciado por Joomla!. php hosting joomla templateValid XHTML and CSS.